Mineria

domingo, 13 de diciembre del 2015

En Áncash, un pueblo desaparece por contaminación del agua por la minería

Pobladores de Santo Toribio denunciaron que el congresista Otárola y el ministro Pulgar Vidal, traban los reclamos de los damnificados.

100%x180

El agua que contamina una minera, es un problema que la Dirección de Organismo de Vigilancia del Agua Dirección de Áncash

Una delegación de Áncash – Santo Toribio, que representa a uno de los distritos del circuito turístico Callejón de Huaylas reveló ayer una dramática historia contra la vida.

El agua que contamina una minera, es un problema que la Dirección de Organismo de Vigilancia del Agua Dirección de Áncash – OEFA no responde a sus demandas, porque el congresista Fredy Otárola y el ministro ambiental Pulgar Vidal, ambos de Áncash, traban el reclamo, explicaron a Diario UNO.

Las autoridades, dirigentes institucionales y pobladores explicaron que, -según Ley N°25255 del 19 de junio de 1990- Santo Toribio es un pueblo que tiene como actividad principal la agricultura de autoconsumo, crianza de animales domésticos con intensa escasez del recurso hídrico.

“Nuestras fuentes de abastecimiento de agua se encuentran en forma de manantiales que tienen su origen en las aguas subterráneas que se infiltran en la cabecera de cuenca y afloran en los lugares donde existen rajaduras o quiebres de la roca de fundación”, dijeron los pobladores.

PRESENCIA SUIZA
Existe una concesión minera denominada “MAGSUS” de 200 hectáreas, ubicada entre las quebradas de Millpoc, Huinco y Canchayoc en el paraje denominado Puac – barrio de Quecuas – Santo Toribio. La empresa minera Suiza Peruana S.A valiéndose del amparo de dicha concesión minera, del 2004 por el Instituto Nacional de Concesiones y Catastro Minero (INACC) dio inicio a sus operaciones en la informalidad, con la empresa Peña y Acosta por un período de 8 años (2004-2012).

La minera, firmó un convenio secreto con el entonces alcalde de la Municipalidad Distrital de Santo Toribio, Herbet Aguirre Cotos.

ESTRATEGIA EVASIVA
La empresa minera está confundiendo a la población por sus constantes cambios de razón social, inicialmente como Suiza Peruana S.A. luego Peña y Acosta, actualmente como Qulqitika Minerals, y uno de sus representantes enviados pertenece a la empresa minera Denwood Holdings Perú Metals.

La empresa minera Peña y Acosta hizo uso del agua de la micro cuenca Puac durante 8 años sin autorización de la Autoridad Local del Agua – Huaraz. La explotación informal del yacimiento minero MAGSUS ha alterado el curso de las aguas subterráneas cuyas filtraciones en los socavones contaminan el agua con óxidos de fierro o metales pesados, cuyos efectos saltan a la vista,

Santo Toribio es un lugar con gran potencial turístico, posee varios restos arqueológicos como Cashacoto, Amairca y Chuntayoc, en el sector. El impacto de las explosiones sobre la fauna silvestre que habitaba en esta micro cuenca ha sido obviamente afectada. Las empresas Peña y Qulqitika, visitan con la policía y la Fiscalía para amedrentar a la población.

ADEMÁS
Santo Toribio, hace votos por conseguir el desarrollo sostenible del distrito en medio de un clima de PAZ y en armonía con el medio ambiente en aras de la justicia y el bienestar de las futuras generaciones.

Fuente: www.diariouno.pe


COMENTA